lunes, 30 de mayo de 2016

Rosarito Vera una pionera de estos docentes, tutores de resiliencia.

Una pionera, una visionaria, una luchadora. Una tutora de resiliencia para todos los docentes que con vocación y pasión viven sus días en la escuela, promoviendo resiliencia, propia y a otros, siendo un otro significativo para muchos...
Un homenaje...
JORNADA DE CELEBRACIÓN DÍA NACIONAL DE LOS JARDINES DE INFANTES
http://www.noticias.uai.edu.ar/agenda/detalle/?id=1266&type=0&calendar=1

Rosario Vera Peñaloza
(1873/12/25 - 1950/05/28)
Nació el 25 de diciembre de 1873 en Atiles, departamento Rivadavia (La Rioja).
Fue la menor de las cuatro hijas de Eloy Vera y Mercedes Peñaloza. Quedó huérfana de padre a los 10 años de edad, su madre falleció poco después.
Fundadora del primer jardín de infantes en Argentina anexo a la Escuela Normal.
Se interesó en una formación integral que tuviese en cuenta los aspectos artístico, físico, manual y musical.
Fue Inspectora de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial, jubilándose en 1926. Autora de más de 25 libros.
El Consejo Nacional de Educación le encarga la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, hoy Complejo Museológico del Instituto Félix Bernasconi, que funciona en Cátulo Castillo 2750 de la Capital Federal.
Rosario Vera Peñaloza falleció el 28 de mayo de 1950, fecha en la que se conmemora en su honor el "Día de la Maestra Jardinera" y el "Día de los Jardines de Infantes".

Obras
El hombre que rehusó el Olimpo
Los hijos del sol
Historia de la Tierra
Un viaje accidentado
Cuentos y poemas
Pensamientos breves sobre juegos educativos
Enseñanza práctica de las fracciones
Herencia sagrada
La casa histórica de Tucumán
La industria del tejido
La tejeduría hogareña
Mi credo patriótico
El paso de los Andes por las seis rutas
Estudio comparativo de los sistemas Montessori y Froebeliano
Enseñanza práctica de la geometría en la escuela primaria. Metodología
El Kindergarten en la Argentina

ROSARITO VERA, MAESTRA - Zamba
Letra: Félix Luna
Música: Ariel Ramírez
Con manos sucias de tiza
siembras semillas de letras
y crecen abecedarios
pacientemente maestra.
Tu oficio, que lindo oficio
magia del pueblo en las aulas.
Milagro de alfarería
sonrisa de la mañana.
Palotes, sumas y restas
tus armas son, maestrita,
ganando mansas batallas
ganándolas día a día.
http://imagenesresilientes.blogspot.com.ar/

domingo, 29 de mayo de 2016

Bien decir... resiliencia.

Bendecir es decir el bien, desear el bien. Dar bendiciones es ser un tutor de resiliencia y encontrar un tutor de resiliencia. Porque se trata de dar y de recibir... de abrirse a la vida y a la existencia.

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.
Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.
Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.
Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace.
Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees. Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

http://imagenesresilientes.blogspot.com/

https://www.youtube.com/watch?v=f6j25Nu8W1o

domingo, 22 de mayo de 2016

Un club: resiliencia y pertenencia.

Preguntarnos... por qué nos preguntamos tanto? Cuando las respuestas están siempre delante nuestro en la realidad con una existencia separada autónoma de nuestros cuestionamientos. Nos preguntamos y buscamos respuestas.

Qué maravilloso y admirable es encontrar respuestas, realidades sin haberlas buscado deliberadamente. Son esas oportunidades en las que aprendemos mucho más. Sólo hay que saber ver, saber oir... mirar y escuchar.

Sin habernos preguntados nada, un hecho no pensado ni planificado, trajo un aporte más a este espacio resiliente.

Los tanta veces nombrados y definidos principios de la resiliencia sociocultural: historia, valores, indentidad pertenencia, energía cultural, se hicieron presentes, evidentes, en la cena que el ATENEO CULTURAL Y DEPORTIVO DON BOSCO RUGBY participó a toda la comunidad.

Estos principios generadores de resiliencia se plasmaron en la actitud, en las palabras y en las acciones de muchas personas que se encontraron, para resignificar la existencia de una institución que con su historia ha demostrado que la resiliencia sociocultural es posible en instituciones que se abren, que incluyen, que respetan.

Sus líderes, sus dirigentes, sus integrantes supieron comunicar sus proyectos, sus sueños. Supieron instalarlos en quienes quizás no fueron parte de a trayectoria institucional. Supieron contar su historia, revalorizar sus principios, pero por sobre toda las cosas supieron pedir ayuda, relacionarse, conectarse, interactuar con otros para expresarse y comunicar una realidad. Todos pilares de la resiliencia. Así la integración  a los proyectos fue más fácil.

Es inmensa la necesidad que tenemos de recrear nuestros sentimientos de pertenencia a nuestro lugar, a nuestra historia. Es muy grande la necesidad de creer en quien nos habla, en sus principios y en sus valores, de crear con ellos una realidad distinta.

Son estas oportunidades, son estas respuestas que la realidad nos da, las que nos permiten cambiar nuestra mirada por otra mucho más esperanzadora, menos pesimista, menos quejosa, más activa y proactiva, más comprometida y más potente. La impotencia nos destruye, nos convierte en seres sin fe en nada, sin sentido.

Felicitaciones y agradecimientos al ATENEO CULTURAL Y DEPORTIVO DON BOSCO RUGBY por lo realizado y por lo realizable.

http://donboscorugby.com/



miércoles, 18 de mayo de 2016


El origami, arte de origen japonés, consiste en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas. Según el Diccionario de la Real Academia Española, este arte se denomina papiroflexia o cocotología, vocablos no utilizados fuera de España. En sentido estricto, el origami es un tipo de papiroflexia que incluye ciertas restricciones: no admite cortes en el papel  y se parte desde ciertas bases.

Su particularidad es la transformación del papel en formas de distintos tamaños partiendo de una base inicial cuadrada o rectangular, con sencillos modelos hasta plegados de gran complejidad.

Este arte se originó en China alrededor del S I o II d. C. y llegó a Japón en el S VI, integrándose a la tradición japonesa. Llegó a Occidente por Marco Polo en el S XIII.

En Hispanoamérica lo introdujo y propulsó el escritor español Miguel de Unamuno, alrededor de 1930, pese a haber sido introducido por los árabes, en la Europa Medieval se utilizaba era el papiro. Unamuno realmente se tomó en serio hacer "pajaritas de papel". Además de sus obras literarias escribió un tratado sobre la cocotología: palabra creada por él, derivada de cocotte: gallina o pajarita en francés y varios libros de plegado. Miguel de Unamuno tuvo una gran influencia en América del Sur. Algunos lo llaman el padre de la papiroflexia hispanoamericana.

El origami constituye una gran ayuda en la educación, entre sus beneficios y cualidades se pueden enumerar: desarrollar destreza, exactitud y precisión manual, implicando atención y concentración, motivación, creatividad, coordinación entre lo real y lo abstracto, esparcimiento y distracción, fortalecimiento de la autoestima
El entrenamiento de los dedos en un bebé acelera el proceso de maduración del cerebro, es una base de desarrollo bilateral del cerebro y el adelanto del desarrollo intelectual. El trabajo de coordinación de ambas manos y la atención ejercitan la memoria, la imaginación y el pensamiento. La activación de las manos da un masaje natural en la punta de los dedos saludable, afectando el equilibrio dinámico de los procesos de excitación en la corteza cerebral, frenando en las áreas corticales del cerebro. Los movimientos de las palmas y dedos también produce impulso motor de las zonas de la corteza de los largos hemisferios que están activados, requiere una importante actividad del cerebro y un armonioso trabajo de las diferentes estructuras.

El origami favorece nuevas formas de comunicarse con los demás, creando un ambiente que permite interactuar.  Este arte se utiliza en el tratamiento de niños con problemas emocionales: dificultades de atención, expresión e hiperactividad. Como herramienta terapéutica favorece que se compartan los sentimientos y conocimientos, promoviendo una comunicación no verbal, un escenario de metas u objetivos, una oportunidad de un acercamiento no amenazante, un apoyo psicológico, una oportunidad para disfrutar.

Una antigua leyenda japonesa promete que cualquiera que haga mil grullas de papel recibirá un deseo de parte de una grulla, tal como una vida larga o la recuperación de una enfermedad.

Las mil grullas de origami se han vuelto un símbolo de paz, debido a la historia de Sadako Sasaki (1943-1955)1 , una pequeña niña japonesa que deseó curarse de su enfermedad producida por la radiación de la bomba atómica (leucemia).

Existe un cuento de Elsa Bornemann, "Mil grullas". Naomi Watanabe y Toshiro Ueda son dos adolescentes de Hiroshima, él está visitando a sus abuelos, cuando cae la bomba. Luego la encuentra a Naomi en un hospital tratando de hacer grullas, Toshiro completa las mil y se las entrega a la chica, pero ella muere al día siguiente. 31 años después, Toshiro de 42, casado, con 3 hijos, es gerente de una sucursal de un banco en Londres. Es serio y poco comunicativo. Siempre se pueden ver en su escritorio un par de grullas de origami. Cumple el deseo de Naomi de no olvidarla nunca.

El origami se basa en la transformación de un elemento dado, a través de distintos procedimientos, movimientos, acciones. De una simple hoja de papel hace figuras simbólicas, sin utilizar instrumentos ni otros materiales.  

La hoja de papel sola, despojada como nuestra realidad, puede transformarse, recrearse en otro elemento significativo, como símbolo de nuestra capacidad para superar adversidades, rearmarnos frente a ellas y convertirnos en un nuevo ser, que sigue manteniendo nuestra esencia y puede encontrar nuevos caminos, con creatividad, concentración, pensamiento crítico y autoestima positiva. 

Así plegándonos, replegándonos, dando vuelta la situación, doblando a las dificultades y encontrando nuevas formas, podemos avanzar en el nuevo tiempo que iniciamos. Nosotros somos, nosotros podemos, nosotros hacemos.

  
Por eso Espacio R se viste de grullas.

http://imagenesresilientes.blogspot.com.ar/

viernes, 13 de mayo de 2016

Girando, avanzando...

Nunca estamos quietos totalmente. Sólo el miedo nos paraliza, nos congela, nos inhabilita. En los peores momentos esta sombra oscura se apodera de nuestro ser, quitándonos el poder a nosotros, el poder de decidir, el poder de movernos, de avanzar, no siempre a soluciones totales: nos quita el poder de adaptarnos activamente.

En esos momentos aciagos siempre aparece alguien que colabora con nuestra superación, alivianando nuestras cargas. Así la tarea y el hacer se vuelven compartidos, alegres, "llevables". Los tiempos de soledad, de producción individual se superan, se iluminan con el trabajo conjunto y pasamos del "Yo" al "Nosotros" casi sin darnos cuenta y los caminos se allanan, las posibilidades se multiplican y los logros se comparten.

Es un desafío constante el dejar nuestro "Yo", solitario y triste para constituir un "Nosotros", no perfecto, pero sí mejorable.

Pronto, muy pronto Espacio R presentará un ejemplo de esta situación, una acción colectiva que dio sus frutos, otros espacios resilientes se van abriendo y nodo a nodo vamos construyendo esta red que nos fortalece, dignifica y empodera.

Girando, avanzando, vamos construyendo un "Nosotros" cada vez más sólido.

Las luces, se unen, se mueven juntas y logran menos oscuridad.
http://imagenesresilientes.blogspot.com.ar/